El día de ayer se realizó el reconocimiento a Arturo Sinclair, pionero en la realización de cortometrajes en el Perú. Isaac León Frías, amigo y crítico de cine, recordó brevemente la carrera de Sinclair. Ambos fueron miembros de una generación que promovió, a partir de la ley de cine, la producción cinematográfica de la mano de la creación de cineclubes.

El día de ayer, después de las palabras de reconocimiento al trabajo de Arturo Sinclair, se proyectaron tres de sus cortometrajes: Agua Salada, Sícifo y Eguren y Barranco. Estos tienen un criterio cinematográfico y criterio audiovisual poco común.

Él ha estado interesado en el cine desde los 7 años cuando ve por primera vez una película de Robert Bresson: Un condenado a muerte se escapa y con 15 años empieza a hacer cine. A pesar de no tener películas realizadas, nunca ha dejado de hacer cine.

En la ceremonia, nuestra directora del Festival, Alicia Morales, hizo entrega de un grabado de parte de la Pontificia Universidad Católica del Perú.