El director argentino Pablo Trapero se presentó en el Foro del Festival de esta 21° edición.

Durante su clase maestra abordó temas técnicos, de producción y guion de su filmografía. Comparó las referencias de sus películas con las uvas, es decir,​ que una misma vid después de su proceso de fermentación resulta en un vino que no siempre tiene el mismo sabor;  de igual como sucede con un director, cuyos filmes no siempre guardan un mismo estilo.

De igual modo afirmó que los directores tiene​n​ que plantearse la siguiente pregunta, “¿qué experiencia quieres tener a partir de tu película?”. Y a partir de ello empezar a elaborar el guion. Adicionalmente, ​comentó  que cuando elabora un guion​,​  piensa en el actor que podría interpretarlo y luego lo escribe. Al respecto, afirmó que el guion es un proceso dramático, variado y difícil.

En su ponencia destacó la realización de la última escena de El Clan, película muy reconocida del director. ​Asimismo, Trapero ​señaló​ que muchas veces se le pregunta cómo se hizo ​alguna escena ​ de sus películas, pero, según él, lo que debería preguntarse es por qué hacer la escena. Buscar la importancia y significado que tiene cada una de las escenas por las que está conformada una película, ya que es en la preproducción donde las ideas fluyen.

Cerró la clase maestra emplazando a la audiencia ​que reflexione sobre la función social que tiene el espectador.