​M​arcelo Gomes, director de Joaquim, el actor protagónico, Julio Machado, y el productor Ernesto Soto ​dialogaron con el público en la 21 edición del Festival de Cine de Lima.

​Los invitados comentan que actualmente existe una fórmula de producción en el cine brasile​ño y que el gobierno de Brasil ha firmado un convenio para producir por lo menos ​dos películas al año. Para Joaquim en un principio se tenía la colaboración económica de España, pero debido a la crisis económica española, el proyecto tuvo que esperar y tardó en conseguir los fondos para el rodaje, lo cual finalmente resultó en una co-producción entre Brasil y Portugal. 

El guion fue trabajado durante 3 años y se filmó durante 4 semanas en escenarios naturales de la Selva brasilera, cerca a Diamantina, un municipio brasileño del estado de Minas Gerais, donde hasta la actualidad los pobladores continúan en búsqueda de oro. Julio Machado, actor principal, señaló que las locaciones son lindas, pero que a la vez aportan un estilo dramático, pues el film está situado en el siglo XVIII, exactamente cuando Brasil se encontraba en el proceso de colonización.

Hubo mucha crítica de la película por parte de los historiadores brasileros, comenta Marcelo Gomes, pero a la vez fomentó una reflexión analítica sobre la situación de Brasil, Joaquim “se ha puesto en el diván para la reflexión”, comentó.

Para Julio Machado, en la película no están hablando de metáforas, al contrario, son asuntos que están pasando actualmente. “Las cosas (temas como el racismo, genocidio, etc.) siguen iguales, se parecen al siglo XVIII. Todo lo que se dice en los libros parece se hubiera escrito en el 2017” comentó Marcelo Gomes.

Si te perdiste este diálogo, tienes la oportunidad de reproducirlo en el siguiente enlace: http://bit.ly/2ubT9LU