busca tu película

UN NUEVO RESPIRO PARA LA CIENCIA FICCIÓN

  • Compártelo en:

Por Gerson Chumán Baca

El debut de la cineasta francesa Claire Denis, homenajeada este año en el 23FCL, en la ciencia ficción, solo da cuenta de la versatilidad de la experimentada directora para abordar distintos géneros cinematográficos con el objetivo de contar lo que verdaderamente le interesa: el constante cuestionamiento del ser humano.

La historia de un grupo de presos, los cuales son “reciclados” llevándolos al espacio para averiguar si es posible extraer energía de un agujero negro y así se reivindiquen como seres humanos, nos hace recordar a un tema recurrente en la filmografía de Denis: la exclusión de los marginados. Sin entrar en debate de si estos personajes se merecían o no estar allí, vemos cómo cada uno de ellos, desde el menos al más importante, llevan sus emociones humanas al límite en esta especie de cárcel del futuro, y logran que el espectador pueda empatizar con lo que sienten, esa sensación de asfixia a, prácticamente, ser condenados a muerte. Esto también gracias a la dirección de Denis, la cual nos lleva a través de un viaje enigmático y claustrofóbico en el que siempre hay una sensación de misterio que se va resolviendo en el trascurso de la película. Mención aparte merece la resaltable banda sonora, que nos ayuda a entrar mucho más en atmósfera en esta historia a través de la soledad del espacio.

Además, nuestro nuevo Batman (Robert Pattinson), nos demuestra que las críticas favorables a sus últimas actuaciones no son gratuitas; sin ser un personaje muy expresivo, Pattinson logra transmitir todo lo que Monte sentía, a pesar de los numerosos planos cerrados que le hacían, y entablar una emotiva relación con su hija en la ficción. Sin embargo, quien se lleva todas las ovaciones por su actuación es Juliette Binoche en su papel de la doctora Dibs, quien funciona como antagonista y nos regala una escena memorable de la película al desplegar toda la expresividad y erotismo que caracteriza a un personaje de Claire Denis.

Todo lo mencionado confluye en una notable película, en este drama de ciencia ficción, que con un presupuesto moderado, comparado con otras películas del mismo género, nos regala una historia más real y más humana que muchos miles de dólares en CGI. Eso es de lo que se trata ese género, sumergirnos en una película que, a pesar de que sepamos que no es real, no nos importe eso durante aproximadamente dos horas, y nos podamos dejar llevar por las reglas del juego de la historia que nos quieren contar.

 

Encuéntranos también en:

organizado por:

presentadores: