busca tu película

Recuento del quinto día del 24 FCL

  • Compártelo en:

Hemos llegado a la mitad del 24 Festival de Cine de Lima PUCP, y esperamos que estén disfrutando de todas sus películas y Encuentros. Hoy, 25 de agosto, tuvimos la oportunidad de participar de dos Diálogos con Cineastas: en el primero, algunos de los realizadores de películas participantes del Festival conversaron sobre el proceso de contar historias con y sobre adolescentes; y, en el segundo, asistimos a una conversación con expertos del área de Dirección de Fotografía. 

 

Criaturas celestiales

Desde las 11 de la mañana, Rodrigo Ruiz Patterson (Blanco de verano), Karina Cáceres (Asistenta de dirección de Agosto, dirigido por Armando Capó), Clarisa Navas (Las mil y una) y Gabriela Yepes conversaron sobre contar historias de adolescentes, los recuerdos y la nostalgia personal, y los procesos de realización de sus películas.

Esta conversación inició con sus primeros pasos: lo que los motiva a contar historias enfocadas en la adolescencia. Las razones, aunque variadas, circulaban alrededor de acercarse a aquellas vivencias, cambios y sensibilidades que se producen durante esta etapa de la vida. Sin embargo, existía la posibilidad de quedarse en la nostalgia, así que todos encontraron motores que los ayudaron a desprenderse: Rodrigo Ruiz construyó una historia completamente ficticia; Clarisa Navas se apoyó en las conversaciones con los jóvenes del monoblock donde grabaron; y, Armando Capó aprovechó el inesperado cambio del actor principal para poder romper con esa nostalgia.

Después, conversaron sobre cómo entablar relaciones de confianza con aquellos actores o no actores adolescentes. El riesgo era considerable, pero Rodrigo Ruiz encontró en su actor a un niño muy sensible, el cual solo necesitaba el empujón necesario para mantener la concentración. La actriz principal de Las Mil y una era una jugadora profesional de básquet, sin experiencia actoral. Sin embargo, fue su propia sensibilidad lo que hizo que el proceso fuera satisfactorio. Asimismo, la coprotagonista de la película sí contaba con formación actoral, así que, con ese apoyo, se pudo consolidar el set y la confianza con los demás no actores.

La conversación naturalmente se fue hacia la puesta en escena. Las Mil y una buscaba un estado de constante actividad, que no limitara las acciones de los actores ni el flujo normal de personas en todo el monoblock, lo que llevó a que la cámara hiciera constantes planos secuencias, acercándose más a un registro de lo cotidiano. En Blanco de verano también se buscó que los actores tuvieran la oportunidad y comodidad de improvisar en el espacio. Finalmente, Karina Cáceres nos contó una anécdota sobre el sonido de Agosto: debido al ruido durante la grabación, muchas escenas tuvieron que ser dobladas. Sin embargo, esto brindó la oportunidad de darle nuevas capas a las escenas, ya que los actores, al momento de doblar, ya tenían más experiencia actoral.

Haz click AQUÍ si quieres volver a ver este interesante conversatorio.

 

La óptica y la luz: El cine que hacemos

A las 4 de la tarde, y en colaboración con la Asociación de Autores de Fotografía Cinematográfica Peruanos (DFP), tuvimos la oportunidad de participar del conversatorio La óptica y la luz: El cine que hacemos.  Ahí, Gabriela Yepes y Micaela Cajahuaringa DFP conversaron con Eduardo Bunster ACC (Algunas bestias, El hombre del futuro) y María Secco AMC-SCU (La jaula de oro, La libertad del diablo) sobre los procesos de creación y realización cinematográfica en sus películas. Un conversatorio muy instructivo, que podría considerarse una clase maestra.

La primera película que María Secco AMC-SCU presentó fue La jaula de oro. En la película se quiso hacer una aproximación similar a lo documental, ya que se buscaba mostrar a los personajes de manera orgánica. Teniendo eso en cuenta, nos explicó los elementos que había que considerar para un registro de esas características: cómo aprovechar la luz natural, cómo grabar de manera natural, sin ser intrusivos; y, el uso de equipos pequeños, para facilitar la movilidad de quien maneja la cámara. Ella rescata que no hay que perder la oportunidad de grabar lo que se tiene en frente, ya que muchos planos o secuencias nacen gracias a la casualidad.

La segunda película que presentó fue La libertad del diablo, película que buscó retratar los fenómenos de violencia que se producen en México. El director quería realizar testimonios sin rostro, por lo que se fueron construyendo diversas propuestas visuales, hasta que eligieron grabar a las personas con unas máscaras que solo cubrían sus ojos. Asimismo, nos explicó las técnicas que fueron usadas durante el rodaje para grabar a los entrevistados mirando a la cámara. 

Más adelante, Eduardo Bunster ACC presentó sus películas. Se comenzó una conversación interesante sobre Algunas bestias, película que actualmente participa de la Competencia Ficción. El proceso de rodaje de ese largometraje tenía una particularidad: las escenas estaban en constante improvisación y reescritura, en donde se llegó a crear este baile entre elenco y equipo técnico para ir encontrando la película juntos. Era un proceso creativo, diferente y orgánico, que aprovechaba las largas tomas y los planos secuencia para explorar las oportunidades que este peculiar proceso de rodaje les otorgó.

Luego, la segunda película que brevemente nos presentó fue El hombre del futuro. Hubo una conversación sobre las dificultades de iluminación que pueden ocurrir en locaciones en exteriores, donde la luz cambia constantemente, y las formas de adaptarse a ella. Asimismo, nos presentó la propuesta visual con la que trabajó la película, y cómo uno de los conceptos centrales de la misma -el paso del tiempo- puede ser explorado desde las variaciones ópticas, del constante juego de planos y profundidades, y de ligeras variaciones en la cantidad de fotogramas.

Para cerrar el conversatorio, todos reflexionaron sobre el estigma que se produce hacia las mujeres dentro del área de la dirección de fotografía, y las acciones que se están haciendo para romper con ello. Micaela Cajahuaringa DFP nos contó los diversos grupos que se están creando en Perú, y el interés por impulsar la especialización de mujeres dentro del área de fotografía. Esto se comparó con las propias situaciones en Chile y en México, y como se está desarrollando a lo largo de América Latina. Lentamente se está construyendo un cambio en aquella mentalidad, y esperamos que continúe así.

Si quieren volver a ver este Diálogo con Cineastas, hagan click AQUÍ.

Les recordamos que la votación para el Premio del Público será posible hasta las 18:00 horas del sábado 29 de agosto. Si escogiste una película de competencia, pueden otorgarle una puntuación de 1 a 5 estrellas. Para mayor información, hagan click AQUÍ.

redes sociales:

organizado por:

presentado por:

Licenciado por: