busca tu película

Un cine que conecta: Blanco en blanco y Algunas bestias

  • Compártelo en:

31 películas. 2 ficciones chilenas, las cuales nos cuentan historias que profundizan en el lado sórdido de sus personajes y que hablan de las sombras que cubren parte de la sociedad en la que viven. Durante el 24 Festival de Cine de Lima PUCP, tenemos la oportunidad de conocer historias que, aunque distantes en la etapa histórica en la que se posicionan y el lenguaje audiovisual utilizado, nos invitan a pensar en cómo observamos y registramos la realidad.

Estamos a finales del siglo XIX, en medio de las nevadas tierras de la Tierra del Fuego, en la Patagonia, donde se desarrolla Blanco en blanco, película de Théo Court que participa de la Competencia Ficción. Conocemos a Pedro, un fotógrafo que llega para retratar a una niña, quien será la esposa del latifundista de la región. En medio del silencio y el pasar de la historia, la cámara va revelando la violencia que se desarrolla en estas tierras, llenas de machismo y de constantes matanzas contra los nativos de la zona; pero también de la doble moral del fotógrafo, de las fantasías morbosas que tiene sobre la niña, y de su devoción para registrar y embellecer el terror de las matanzas.

La película se desarrolla bajo este cuestionamiento de las imágenes. Escondido detrás de la composición de los encuadres, vemos la perspectiva de una persona que registra aquellos momentos, buscando construir una estética que termine embelleciendo las matanzas, vuelva héroes a esos verdugos, y lo materialice para la posteridad. No nos quedamos solamente en la mirada de Pedro, sino que también nos adentramos al interior de la misma cámara; donde podemos observar, desde la subjetiva de esa caja oscura, las situaciones que se desarrollan en la Tierra del Fuego, llegando a condensarlo todo en ese largo plano con el que cierra la película.

Ahora regresamos a tiempos actuales, momento en el cual transcurre Algunas bestias, película de Jorge Riquelme Serrano que también participa de la Competencia Ficción. La trama nos pone en una isla desierta, en donde solo existe una casa. 6 personas llegan en una lancha, todos de la misma familia: dos adolescentes, sus dos padres, y dos abuelos. Inicialmente los padres van a la isla para convencer a los abuelos de que quieren convertir el lugar en un hotel, y todo termina saliéndose de control cuando los 6 se quedan varados en la isla. Estamos ante una exploración sobre el lado sórdido que existe dentro de nosotros, planteado en medio de las relaciones familiares.

Lentamente, la película intenta transmitir las complicaciones que existen dentro de esta disfuncional familia, y todos los estigmas que hay entre ellos. Mediante una cámara voyeurista, hay largos planos que registran las interacciones entre ellos, los pequeños detalles que reflejan tensiones y abusos, y las discusiones familiares más intensas. Sin embargo, también decide estar presente en la escena más controversial del filme. Una larga toma que nos pone en primera fila del comportamiento lascivo del personaje principal, donde regresa la interrogante que también surge en Blanco en Blanco sobre el cuestionamiento de las imágenes y cómo observamos el horror o dolor ajeno. Una película polémica, que generará reacciones variadas en quienes la vean.

Vale la pena mencionar, que ambas películas muestran la magistral actuación de Alfredo Castro como actor principal: la ambigüedad moral que proyecta como el retratista de Blanco en Blanco, y las múltiples capas del abuelo de Algunas Bestias.

Estos dos largometrajes chilenos de ficción son algunas de las películas que podrán disfrutar durante el festival, el cual se realizará hasta el domingo 30 de agosto en todo el Perú. 

Paulo Corrêa

redes sociales:

organizado por:

presentado por:

Licenciado por: