busca tu película

Un cine que nos conecta: Las Ranas y Érase una vez en Venezuela  

  • Compártelo en:

31 películas. Hay documentales que se enfocan en el día a día de una persona, y otros que se centran en el desarrollo de un pueblo entero. Bajo estas miradas, estas películas nos invitan a conocer un poco más sobre los aspectos que envuelven a los países de donde provienen estas historias. Durante el 24 Festival de Cine de Lima PUCP tenemos la oportunidad de adentrarnos en estos pequeños universos.

Una de estas películas es Las Ranas, largometraje argentino de Edgardo Castro que participa en la Competencia Documental. Conocemos a Bárbara, quien vive en el conurbano argentino. Ella tiene una beba, y el padre de la hija reside en la cárcel, por un crimen que el documental decide no revelar. Mediante una cámara que permanece invisible, seguimos el día a día de Bárbara, que enfrenta el rechazo constante mientras camina por las calles de la ciudad vendiendo medias, mientras come en los mercados o mientras cuida a su beba. 

Cada cierto tiempo ella va a la cárcel junto a las Ranas, pero no podemos confirmar si Bárbara es una de ellas. Las Ranas, nombre que se les da a las mujeres que brindan compañía a los reos, y les hacen favores como el tráfico de drogas y celulares. Llegamos a ver encuentros íntimos, en donde los momentos de calma y cariño que ocurren dentro de la penitenciaría contrastan con la apatía del afuera. Acompañamos a Bárbara mientras ella vive con indiferencia a su alrededor, sintiéndose atrapada en una vida de la que, por el momento, no puede salir.

Otra de las películas es Érase una vez en Venezuela, largometraje venezolano de Anabel Rodríguez que también participa de la Competencia Documental. Estamos en el Congo Mirador, pueblo de pescadores, que requiere de botes para poder trasladarse de un lugar a otro. Ahí reside Tamara, una lideresa chavista que utiliza cualquier medio posible para mantenerse en el poder. También está Natalie, una profesora que está en contra de Tamara, y desea que el pueblo no se mantenga en corrupción. Estamos en un espacio concentrado, que podría ser un microcosmos del país entero.

Mediante una cámara que busca no ser intrusiva, intentamos entender qué ocurrió en este espacio, y cómo la cultura se fue consolidando como la cultura dominante. En medio de una situación precaria, donde las casas están en peligro de colapsar a causa de la sedimentación y el poco cuidado, el dinero es usado para comprar votos en la población.  Estamos en un pueblo que, si no es destruido por la propia corrupción, será el medio ambiente el que sellará su futuro.

Estas son algunas de las películas que nos acompañan en el Festival. Películas cargadas de realismo que podrán disfrutar hasta el 30 de agosto en todo el Perú. 

Paulo Corrêa

redes sociales:

organizado por:

presentado por:

Licenciado por: