busca tu película

Un cine que nos conecta: Mujer de soldado y Volver a vivir

  • Compártelo en:

31 películas, 31 relatos. En ellas encontramos historias que deben ser contadas, pero que por mucho tiempo permanecieron en silencio. Sucesos trágicos que marcaron nuestra historia como país, y que lentamente empiezan a ser contados. Dentro del 24 Festival de Cine de Lima PUCP encontramos películas que nos invitan a conocer aquellos eventos, y nos cuentan las historias de las personas que fueron afectadas por ellos.

Una de estas historias la encontramos en la película de Patricia Wiesse, Mujer de soldado, participante de la Competencia Documental. Durante la época del terrorismo, dentro del distrito de Manta, Huancavelica, varias mujeres fueron víctimas de abuso sexual por parte de miembros del ejército. Muchas fueron estigmatizadas por su pueblo, y se encontraron forzadas a irse y rehacer su vida. Durante muchos años el silencio dominó esta historia, pero hoy acompañamos a Magda en su búsqueda por hacerla pública. 

Ella vuelve a Manta. Escuchamos un juicio en el fondo. Tras mucho tiempo sin hablar, su historia ya no va a pasar desapercibida. Ella no lo va a vivir sola: en el pueblo se reencuentra con sus amigas, quienes también sufrieron lo mismo que ella, pero que regresaron para apoyarla. La película, entonces, también nos invita a este relato íntimo, en el que Magda y sus amigas se reencuentran a pesar del paso del tiempo, de los hechos que sufrieron y de los estigmas que cargan consigo. 

En Volver a vivir, película peruana de Wilfredo Medina, participante de la Competencia Documental, también encontramos la necesidad de dar a conocer sucesos que fueron ocultos por mucho tiempo. La película nos sitúa en Naylamp de Sonomoro, Junín. En 1990, el centro poblado fue víctima de una masacre ejecutada por Sendero Luminoso, asesinando a decenas de personas. Ahora, más de dos décadas después, se realizará la exhumación de la fosa común, y los familiares podrán, al fin, recuperar los cuerpos de sus parientes perdidos.

En el relato, se nos invita a conocer y ser conscientes de esta tragedia. Estamos frente a un material documental que busca ser una pieza testimonial, en donde somos testigos de los relatos de las víctimas, de sus recuerdos y de su memoria. Gracias a la exhumación de la fosa, encontramos un intento de construirle un cierre a esta tragedia, sea ésta de manera simbólica o no: los familiares podrán enterrar dignamente a sus fallecidos, y esta historia, que quedó suspendida en el tiempo, podrá llegar a una conclusión.

Dos grandes películas peruanas  que podrás encontrar en esta edición del Festival. Una oportunidad para ser testigo de historias que estuvieron ocultas por mucho tiempo, y que podrás conocer desde el viernes 21 hasta el domingo 30 de agosto en todo el Perú.

Paulo Corrêa

redes sociales:

organizado por:

presentado por:

Licenciado por: