busca tu película

Un cine que nos conecta: Entre estos árboles que he inventado, LXI y Las mejores familias

El cine peruano tiene un importante espacio dentro del Festival, y esta edición no es la excepción. Son historias que se conciben a partir de una sensibilidad personal, y terminan siendo una bisagra para explorar temas que reflejan espacios sociales dentro del Perú. Durante el 25 Festival de Cine de Lima PUCP, tenemos la oportunidad de conectar con varias películas que han sido realizadas en nuestro país, cada una con un tono y estilo único. 

Una de estas películas es Entre estos árboles que he inventado, dirigida por Martín Rebaza, que participa en la sección Hecho en el Perú. En un Trujillo en blanco y negro, conocemos a Mel, una fotógrafa que recorre las calles con su cámara analógica para retratar las pocas cosas con las que cuales siente una conexión emocional. Es una caminante en silencio, abrumada por una apatía que invade su día a día, como una monotonía monocromática. Los pocos momentos de alegría que encuentra son cuando revela sus fotografías, donde el rojo del cuarto oscuro se convierte en el único color que entra al personaje y a la película. Trujillo puede ser un personaje que nosotros vemos y escuchamos, pero ella no lo siente. 

Mel vive bajo su propia sensibilidad, abstraída y desconectada de su espacio de trabajo, del proceso de vender su casa para pagar las deudas de su madre, y hasta de las conversaciones con sus colegas y su tío. No es sino hasta que conoce a esta mujer misteriosa que camina por las calles de la ciudad en donde ella puede conectar con alguien, y tener una sintonía similar a la que siente en su fotos. Se crea un lazo profundo, uno de aquellos que fortalece tus ideales y te invita a que sigas explorando ese camino. Como un árbol que crece sólo en el cemento, el cual puede disrumpir o estar fuera de lugar, pero cuyas raíces son tan fuertes que sobrevive al paso del tiempo.

Otra de estas películas es LXI (61), dirigida por Rodrigo Moreno del Valle, que participa de la Competencia Ficción. El cielo gris de Lima se convierte en el punto de reencuentro de 4 compañeros de promoción para despedir a un amigo mutuo. Han pasado muchos años, los lazos que había entre ellos se han resquebrajado, hay tensiones dentro del grupo y recuerdos que se han convertido en rencores, pero encuentran en esta oportunidad un espacio para rememorar. Entre tragos y conversaciones, hablan del fallecido y de las relaciones que había entre ellos y de sus trayectorias de vida, pero también ponen sobre la mesa temas como la crisis política que vivieron durante los 90, y el machismo que uno de ellos tiene. 

Es un ambiente cargado de melancolía, donde el fervor del reencuentro se entrelaza con tranquilas conversaciones en el auto o largos viajes en bicicleta por el silencio nocturno de Lima. Estos personajes ya no son adolescentes, pero siguen oscilando por el mundo. Son personas de clase media que no logran encontrar un propósito por el cual encaminar sus vidas y tienen muchas metas que no han sido cumplidas. Hay sentimientos reprimidos dentro de ellos que necesitan salir de donde sea que los hayan escondido, y dejar de ignorarlos. Quizá este reencuentro no sea el catalizador que cambie sus vidas, pero puede que sea un punto de partida.

Finalmente tenemos a Las mejores familias, película de Javier Fuentes-León que también participa de la Competencia Ficción. En esta historia acompañamos a Luzmila y Peta, hermanas que trabajan en dos casas de la clase alta limeña. Son familias vecinas, unidas por una casita que funciona como espacio común. Un domingo por la tarde, cuando se reúnen todos a almorzar, saldrá a flote un secreto que pondrá pies de cabeza a esta velada, y hará que muchas personas de este par de familias aristocráticas tengan que salir de la farsa que se imaginan, y se vean forzados a confrontar la realidad en la que viven, y resolver los conflictos éticos que causaron hace 30 años.

Navegando por los caminos de la comedia y la sátira, esta producción coral cuenta con la participación de muchos actores y actrices del cine peruano, que se juntan en este almuerzo para poner sobre la mesa la diferencia de clases que existe dentro de nuestra sociedad. Entre las conversaciones, detalles y acciones, encontramos un menú de prejuicios que ambas familias cargan, sea de manera consciente o no. Ellos viven desconectados del resto del mundo, aún cuando ocurran eventos tan llamativos como una marcha que se produce en los alrededores del hogar. Es una burbuja que debe ser rota para quizá, solo quizá, permitir un cambio.

Estas son algunas de las películas peruanas que podrás encontrar durante el Festival. Grandes historias que podrás disfrutar hasta el domingo 29 de agosto en todo el Perú.

Paulo Corrêa

redes sociales:

organizado por:

Presentado por:

Licenciado por: