busca tu película

Un cine que nos conecta: Una película de policías y 50 o dos ballenas se encuentran en la playa

Dentro de los caminos por los que nos llevan las películas, hay historias que retratan temas fuertes para nuestra sociedad. Pueden explorar a profundidad el mundo de los policías, o retratar a adolescentes que hacen retos que atentan contra sus vidas. Cada una con propuestas audiovisuales particulares, y decisiones arriesgadas que invitarán a la reflexión. Estas son las últimas películas dentro del 25 Festival de Cine de Lima PUCP por las cuales no hemos explorado.

Una de estas es Una película de policías, largometraje mexicano dirigido por Alonso Ruizpalacios, que forma parte de la Competencia Documental y ha estado en la Berlinale. Conocemos a los policías Teresa y Montoya, policías con trayectoria y que mantienen una relación. Nos cuentan sus historias, planteadas de una manera que asemeja a la recreación. Alternamos entre escenas montadas y ellos hablando directamente a la cámara, en donde revelan la precariedad que hay dentro del sistema policiaco mexicano y la corrupción existente. Hasta que, en un momento, la película decide romper con la ilusión del molde documental, y la propuesta se expande a límites más allá de los esperados.

La película se mantiene en unos límites difusos entre la ficción y no ficción, alternando entre formatos constantemente, jugando con el rol de personaje y actor, y el cuestionamiento del por qué se crea una película sobre este tema. Es un ejercicio audiovisual interesante, pero la forma no debe permitir que nos olvidemos del fondo: por más que haya una representación de por medio, es una denuncia por parte de dos personas reales, víctimas de injusticia dentro de un sistema que los castiga por haber actuado de manera correcta y acorde a la ley. Esta pluralidad de formatos nos permite explorar el mundo de los policías desde múltiples perspectivas, y conocer mejor este panorama.

Finalmente, la última de las películas de Competencia es 50 o 2 ballenas se encuentran en la playa, largometraje mexicano de Jorge Cuchí, que forma parte de la Competencia Ficción y ha recorrido festivales como el de Venecia y Toulouse. Esta es una historia basada en los retos de la Ballena Azul, una serie de 50 desafíos que tenían como punto final el suicidio. En este caso, el jugador es Félix, un adolescente desconectado de sus padres y su entorno. Uno de sus últimos retos es conocer a otra jugadora, y se encuentra con Elisa, una chica que también vive en una familia disfuncional. Ella es la que le ha estado enviando los retos a él, y encuentra en Félix una persona con la cual conectar.

Es una película que no está exenta de contenido explícito, y que aborda el tema del suicidio adolescente de forma frontal. Vemos como avanzan ambos en los retos, y mediante planos largos y un ritmo lento y pausado presenciamos cómo progresa la relación entre los dos. La película busca hacer un paralelismo entre los dos, y utiliza la pantalla dividida constantemente cuando ellos no están juntos, contraponiendo las acciones que ambos hacen. En todo momento el foco está en los dos: salvo una ocasión, en ningún momento vemos a los padres en el centro del plano, y toda figura adulta se mantiene de espaldas o fuera de campo, dando una sensación de distancia por parte de ellos, pero también de que Félix y Elisa están en su propio mundo particular. Es una historia de temas sensibles y complejos, que dará de qué hablar.

Estos son algunos de los caminos por los que nos lleva el Festival. Historias mexicanas que invitan a la reflexión mediante su forma y fondo, y que podrán disfrutar hasta el domingo 29 de agosto en todo el Perú.

Paulo Corrêa

redes sociales:

organizado por:

Presentado por:

Licenciado por: